1 de marzo de 2013

Sede vacante

Jueves, 28 de febrero de 2013, 20.00 horas.
Inicio de la sede vacante
Con la renuncia del Santo Padre al cargo de obispo de Roma, anunciada en el consistorio del pasado 11 de febrero y hecha efectiva ayer a las 19.00 horas GMT (20.00 horas en Italia), ha comenzado el período de sede vacante (canon 416 del Código de Derecho Canónico). Por esta razón, y en cumplimiento de la legislación vigente, a esa hora señalada fueron cerradas las puertas del palacio de Castel Gandolfo y la Guardia Suiza cedió su puesto a la Gendarmería del Estado de la Cuidad del Vaticano, encargada desde ese momento de la seguridad del Pontífice emérito. Paralelamente, el apartamento papal en el Palacio Apostólico vaticano y el ascensor que conduce a él fueron debidamente sellados por el Cardenal Camarlengo. 



Un guardia suizo cierra las puertas del Palacio Apostólico de Castel Gandolfo

El Cardenal Camarlengo, con la férula que indica su poder temporal,  cierra las puertas de los apartamentos papales en el Vaticano

Durante este tiempo nada se puede innovar en el régimen de la Iglesia universal, dada la falta de su autoridad suprema (canon 335 del Código de Derecho Canónico), y rigen las prescripciones particulares contenidas en la Constitución apostólica Universi Dominici Gregis (2006), con las reformas introducidas por Benedicto XVI en 2007 y 2013. Cesan en sus cargos el Secretario de Estado, los prefectos, los presidentes y los miembros de todos los departamentos de la Curia, con excepción el penitenciario mayor (Su Emcia. Revma. Manuel Cardenal Monteiro de Castro), el cardenal vicario para la diócesis de Roma (Su Emcia. Revma. Agostino Cardenal Vallini), el cardenal arcipreste de la basílica de san Pedro (Su Emcia. Revma. Angelo Cardenal Comastri) y el limosnero apostólico (S.E.R. Guido Pozzo). Permanecen también en sus cargos el sustituto de la Secretaría de Estado (S.E.R. Giovanni Angelo Becciu), el Secretario para las relaciones con los Estados (S.E.R. Dominique Mamberti) y los secretarios de los ministerios vaticanos. No decaen tampoco los nuncios y los delegados apostólicos, por su función de representación diplomática. 

Escudo de armas de
Su Emcia. Revma. Tarcisio Cardenal Bertone,
Camarlengo de la Santa Iglesia Católica
De igual forma, la Jefatura del Estado de la Cuidad del Vaticano es asumida por el Camarlengo (Su Emcia. Revma. Tarcisio Cardenal Bertone), quien no tiene injerencia sobre el gobierno de la Iglesia, y sólo goza de potestad para asegurar que sus instituciones sigan funcionando con normalidad y realicen sus cometidos básicos (canon 428 del Código de Derecho Canónico), especialmente en lo que concierne a los bienes y derechos temporales de la Sede Apostólica y la correcta administración de la misma. Al Camarlengo compete también la destrucción del anillo del pescador, símbolo del poder pontificio, y del sello de plomo con que el Papa sellaba sus documentos oficiales, de los que Benedicto XVI hizo entrega al momento de hacerse efectiva su renuncia. Del gobierno espiritual se ocupa el Sacro Colegio cardenalicio, pero solamente para el despacho de los asuntos ordinarios o de los inaplazables, y para la preparación de todo lo necesario para la elección del nuevo Pontífice. Éste es dirigido por su Decano (Su Emcia. Revma. Angelo Cardenal Sodano), quien preside las congregaciones de cardenales que, reunidas en cónclave, elegirán al nuevo Sumo Pontífice, así como la Mispro eligendo sumo pontífice con que éste se inicia. Las convocatorias para dichas congregaciones comenzaron a ser enviadas hoy, viernes 1 de marzo, por el Decano del Sacro Colegio Cardenalicio (aquí la primera carta). 

Con la elección de un nuevo sucesor de Pedro, concluye la sede vacante. La bitácora Lex Orandi ha publicado dos artículos de interés sobre el período de sede vacante, referidos a las indicaciones litúrgicas para el tiempo que precede y sucede a la elección del Romano Pontífice, y al Ordo Rituum Conclavis. Religión en libertad también trae un artículo de divulgación sobre este tiempo, que debe movernos a la oración para pedir por el nuevo Papa que gobernará la Iglesia. La página web de la Santa Sede dedica un apartado especial a este evento. 
  

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.